Historia

La docencia de la enseñanza conducente al titulo de Ingeniero Industrial se retoma en Sevilla a finales de la década de los 60 del pasado siglo. Por entonces se comenzó a impartir un plan de estudios que había sido propuesto por la OCDE para su implantación en varias escuelas españolas. Finalmente sólo la de Sevilla lo adoptó. El enfoque aplicado a la industria era un pilar fundamental del mismo y su profesorado tenía, mayoritariamente, su ocupación principal fuera de la docencia.

El plan incluía dos asignaturas anuales obligatorias de Ciencia de los Materiales, con una carga docente de cuatro horas por semana más las prácticas. Inicialmente la docencia fue organizada por el Dr.D. Juan de Dios Ruiz Zorrilla, a la sazón ingeniero de zona de RENFE. También participaron en la docencia el Dr.D. Félix Sánchez Laulhé (Astilleros Españoles, S.A.), D. Antonio Caballero Pérez (Industrias Subsidiarias de Aviación), … En aquellos años se adquirieron los primeros microscopios, pulidoras, equipo de difracción de rayos X, equipo de inspección no destructiva por ultrasonidos, dekámetro, etc.

En el año 1969 se incorpora, procedente de SINTERMETAL, el Dr.D. Enrique Herrera Luque. Habiendo trabajado con el Prof. Fitzer (1965) en la Technischen Hochschüle Karlsruhe y el Prof. Lenel (1962-63) en el Rensselaer Polytechnic Institute, entre otros, desarrolló la que, probablemente, fue la primera tesis doctoral en Pulvimetalurgia en España (1967). Alrededor del Prof. Herrera se fue conformando, en la década de los ochenta del pasado siglo, el Grupo tal como hoy se configura.

Por su parte, en la Escuela Politécnica Superior los antecedentes se remontan bastante más atrás, cuando aún las Escuelas de Peritos no estaban integradas en el sistema universitario. En la docencia de Materiales y Metalurgia dejaron su impronta personal profesores insignes como D. Armando Priéguez, D. Manuel Catalina o D. Juan Antonio Pedraz, recientemente jubilado.

A partir del curso 88/89 se constituye el Departamento de Ingeniería Mecánica y de los Materiales, en el que se integran los profesores del Área de Ciencia de los Materiales e Ingeniería Metalúrgica, tanto los que impartían clases en la Escuela Politécnica Superior como aquellos que lo hacían en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería.

Simultáneamente, en octubre de 1988 se produce el alta del Grupo de Investigación de Metalurgia e Ingeniería de los Materiales, que se integra como Agente Andaluz del Conocimiento dentro del Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI), con el número TEP0123. Inicialmente el Grupo contaba con sólo seis componentes.